Miedo como gestionarlo

Verónica Arranz Cabañas

El miedo es una emoción que tenemos todos las personas en un momento dado ante una situación de peligro, algún miedo puede ser generalizado en las personas y otros dependerán de la propia persona. Ambas emociones son positivas aunque las veamos con la connotación negativa ya que nos protege al estar en continua alerta.

Para superar o gestionar el miedo podemos proponernos pensar de otra manera, ser conscientes en cómo vivimos la emoción del miedo, pensar en positivo en vez de negativo, será una forma de superación o de reto personal.

Nos tenemos que detener a razonar con qué cosas o situaciones tenemos la emoción del miedo, a lo largo del día en cuántas ocasiones tenemos dicha emoción y de todas esas situaciones extraer conscientemente cuando sentimos miedo de verdad justificadamente, de cuando nos dejamos llevar de emociones negativas que no contralamos y así intentaremos llegar al origen de ese miedo. De esta forma nos daremos cuenta que el miedo no es racional, a veces el miedo nos lo contagian las personas que nos rodean. El miedo nos ayuda a equivocarnos en determinadas ocasiones lo que nos aporta experiencia y aprendemos de nuestros propios errores, porque en la mayoría de las ocasiones actuamos de forma incorrecta por los bloqueos.

El miedo generalizado gira entorno a perder la vida, a perder cualquier cosa que nos interesa de verdad, ante la reacción de una represalia, fracasos, etc, podemos gestionarlo o canalizarlo en función a los valores que tengamos cada uno, a la prioridad que demos a esos valores, lo mejor para gestionarlo es reconocer a que se tiene miedo, a aceptarlo y compartir ese miedo, enfrentándose a él regulándolo y llevando una actitud positiva que tendrá como desencadenante actuar racionalmente.
Con el miedo hay que aprender a fluir porque nos ayuda a ser más prudentes, pero nunca debemos dejar que nos manipule o paralice y sobre todo ante cosas que no son peligrosas, puede ayudarnos a compartir nuestra experiencia del miedo con otra/s personas, nos puede aportar aparte de la experiencia con otras personas, en muchas ocasiones podremos adaptar las acciones de los otros a nuestras situaciones y así ganaremos en seguridad en todos los aspectos de la vida.

Las preguntas que nos pueden ayudar en una sesión de coaching ante el miedo pueden ser las siguientes;
¿Cuántas veces a lo largo del día/ semana has sentido miedo?
¿En qué situaciones se producen?
¿Cómo te sientes?
¿Qué consecuencias te ha ocasionado el tener miedo?
¿Cómo sería tu vida o un día en el cual no tuvieses miedo?
¿Qué quieres hacer con tu miedo?
¿Cómo te quieres sentir?
¿Cuándo lo vas a gestionar? ¿Y si no funciona que harás?

La solución de gestionar la emoción de miedo depende de cada uno, está en saber lo que realmente queremos y necesitamos y con el estímulo de acción y reacción seremos más felices de gestionar nuestras emociones y sentimientos para seguir creciendo y desarrollándonos como individuos tanto profesionalmente como personalmente.

  Verónica Arranz Cabañas
  AMV Hispañia

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

dieciocho − 15 =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close