"Las Emociones en la Empresa"

Por: Mayte Galeano

Las Emociones en la Empresa.

 

Siguiendo con las “reglas” y máscaras q en ocasiones nos obligan a ponernos y aquella (y ahora puedo afirmarlo con más entusiasmo ), mal establecida norma de que en la empresa no debe haber emociones,comienzo mi artículo.

Siendo sensatos y parándonos a analizarlo, es bastante complicado pensar que si las organizaciones las conforman humanos, que como tales sentimos y tenemos emociones, no podamos mostrarlos en el entorno laboral.

Si estas alegre puede interpretarse como ocioso, si lo que estás es serio no debes transmitirlo a los demás porque puede generar preocupación,si estás enfadado trasladas negatividad ….

Esto es especialmente interesante cuando se trata de profesionales de Recursos Humanos, cuenta la leyenda que debemos tener Poker face y no ser precisamente “humanos”. Nosotros, que trabajamos con las emociones y que sabemos que cada persona es diferente, tanto en sus comportamientos y claro,en sus pensamientos, nosotros que debemos trabajar para que aprendan a manejar las emociones pero nunca a esconderlas. Cuantas veces te preguntan, como puedo manejar la ansiedad ante el hecho de presentar delante de 50 personas? Les deberíamos contestar ponte una máscara y no se lo cuentes a nadie? O les debemos ayudar a ver que pueden hacer para afrontar la situación y salir reforzado de ella?

Las emociones si se trabajan y saben manejar tienen un impacto directo en la productividad y el clima laboral, porque como todos hemos podido comprobar, muchas  de ellos suelen ser contagiosas y mueven al cambio.

Por tanto, lo más importante con las emociones en el trabajo es aprender a usarlas de un modo efectivo, en definitiva, la inteligencia emocional.

Mayte Galeano  Mayte Galeano

AVIS HR Manager

 

1 Comentario

  1. Jesus Sanz Diciembre 27, 2015 Responder

    Hola Mayte,
    Este tema de las emociones en la empresa me resulta fascinante.
    Más de una vez he oído por parte del Cliente que mostrar emociones es lo mismo que mostrarte débil y enseñar tus vulnerabilidades a tus compañeros, a tus jefes (que es peor) y, si tú mismo eres ‘jefe’, a tus colaboradores (que eso sí que es definitivamente malo).
    Pero no solo en el área de RRHH sino en cualquier área.
    Si ahora todos decimos que trabajamos con personas, si desde hace ‘siglos’ uno de las frases más escuchadas en las empresas (que no por ello más cierta o tomada como verdadera) es que ‘el más importante activo de la compañía son sus empleados, las personas que la conforman’… ¿cómo podemos negar las emociones si las personas somos emociones ‘y algo más’?
    Gracias por tu entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

15 − tres =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close