por: Ángela Almendres

Envidia

Envidia

 

He elegido hablar sobre la “Envidia” porque considero que es una emoción que tiene mucha influencia sobre la felicidad. La envidia es responsable, en gran parte, que en ocasiones no seamos capaces de disfrutar de todo lo que tenemos. La envidia consigue que nos desviemos la atención de las cosas importantes y deseemos cosas, normalmente materiales, que, lejos de darnos la felicidad, nos hará entrar en una espiral continua de necesidades insatisfechas.

Creo que es una emoción que se potencia en la infancia debido al tipo de sociedad que tenemos. La influencia del tipo de sociedad es muy importante al ser ésta de un carácter marcadamente consumista y competitiva. Lo primero nos hace desear más de lo que necesitamos, lo segundo nos fuerza a la comparativa que degenera en desear los éxitos de los demás.

La infancia es donde hay que enseñar a identificar esta emoción y mostrar lo perjudicial que es sino la valoramos como es debido. Desde que somos pequeños se nos compara con los demás y se le da mucha importancia y se admira el aspecto material. Esto nos puede generar frustraciones por necesidades insatisfechas al imponernos las metas de los demás. Estas metas, al ser creadas con unos condicionantes diferentes a los nuestros, se vuelven inalcanzables y fuera de nuestra mano.

Si la emoción de la envidia surge con mucha frecuencia se dejará a un lado las pequeñas cosas que son las que realmente dan la felicidad y pasaremos a buscar continuamente lo que no necesitamos o lo que nunca conseguiremos con la errónea idea de que nos hará sentir mejor. También es la responsable de la soledad, ya que es complicado convivir con personas en las que asiduamente aflora esta emoción, debido a que sus actuaciones también les pueden llevar a desear el mal ajeno, y por consiguiente alejar a los demás.

Esta emoción está muy próxima al deseo, de la cual se diferencia por la satisfacción que se genera al conseguir el objetivo. Hay que tratar de valorar adecuadamente porqué se quiere conseguir/alcanzar la meta para tener claro que esta no surge de la envidia y salir de la espiral de insatisfacción.

 

Angela Almendres

ISDEFE

Jefe de Área de Selección, Desarrollo y Formación

 

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

veinte − tres =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close