Culpa Vs Responsabilidad (Distinción Psicológica)

Anabel del Castillo

Hace un tiempo me enviaron uno de esos tantos mensajes que contienen un Power Point deseándote un feliz día. Normalmente no me detengo demasiado en leerlos, pero en esta ocasión el mensaje me llamó mucho la atención. Lo imprimí y lo tengo en un lugar visible, se ha convertido casi en un Mantra para mí. Dice lo siguiente:

“¿Quién maneja el control remoto de tus emociones y pensamientos?, ¿Quién decide qué pensar, qué sentir?

Solo tú.

Dependerá de ti, de tu decisión de ubicarte en un lugar de víctima o de poder sobre tu propia vida…”

¿Quién no se ha sentido culpable alguna vez? ¿Quién no ha culpado a otros alguna vez por nuestros propios errores?”

Hay una gran diferencia entre sentirse culpable y sentirse responsable. Decir “Es mi culpa” o decir “Es mi responsabilidad” hace que cambie por completo nuestra forma de sentir y nuestro comportamiento.

Cuando decimos “es mi culpa” adoptamos una posición de debilidad, nos sentimos mal con nosotros mismos. Este sentimiento no nos sirve para mejorar ni tampoco tiene ninguna utilidad para las personas que se han visto perjudicadas por el error que podamos haber cometido. Adoptamos una posición de víctima, de impotencia, quedamos atrapados en el pasado que nos inmoviliza en el presente. Los sentimientos que nos genera nos impide actuar en el ahora. No hay culpabilidad, por grande que sea, que pueda solucionar un problema.

La culpa también tiene su recompensa, beneficios ocultos: Transferimos la responsabilidad de nuestro comportamiento hacia los demás… y evitamos el esfuerzo por reparar la situación, disculparnos, aprender de lo sucedido, etc.

Cuando decimos “Es mi responsabilidad” adoptamos una posición de poder, aceptamos que somos humanos y que es inevitable equivocarse a veces, nos perdonamos a nosotros mismos los errores que podamos cometer y estamos dispuestos a hacer lo posible por solucionar el problema y aprender de los sucedido para evitar que vuelva a pasar. Nos sentimos dueños de nuestros actos, responsables de nuestro destino, comprometidos con nosotros mismos y más satisfechos.

La responsabilidad (Respons – abilidad) es la habilidad de responder a cada situación de la vida. La forma como respondemos determina como nos sentimos.

Desde el coaching podemos trabajar para que la persona sea consciente de si se siente culpable o se siente responsable, que descubra que existe una senda que puede decidir andar, la que le lleva de Victima a Responsable. Del Locus externo al Locus interno de control.

1 Comentario

  1. VIVIANA Diciembre 27, 2016 Responder

    SOLO QUIERO CONSEJOS PARA DEJAR DE TENER TAN BAJA AUTOESTIMA, SENTIRME CULPABLE POR PENSAR EN MI Y FORTALECERME ANTE LAS SITUACIONES DE TRISTEZA Y CULPA QUE TENGO AL NO PODER AFRONTAR Y TRATAR LAS ENFERMEDADES DE LAS PERSONAS QUE AMO….ME SIENTO CONSTANTEMENTE CULPABLE Y ANGUSTIADA POR PENSAR EN MI PROPIO BIENESTAR ..YO NO SÉ COMO AFRONTAR ESTA SITUCIÓN DE VULNERABILIDAD FÍSICA Y MENTAL DE LA PERSONA QUE MÁS AMO. CONSEJOS , LO QUE SEA!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

11 − 5 =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close