CREENCIA LIMITANTE en la empresa "no news good news"

Por: Mercedes Mezquita

CREENCIA LIMITANTE en la empresa “no news good news”

 

En mi experiencia laboral, durante años, siempre he oído la creencia de “no news, good news”, o dicho de otra forma, si no hay noticias es bueno.

Esta creencia se traslada al día a día cuando desde un departamento se toma una decisión que afecta a otras personas o departamentos. Si esa decisión se pone en marcha y nadie se queja, significa que “la cosa va bien”.

He de reconocer que durante mis años de experiencia en el Dpto. de Recursos Humanos, en momentos de alto volumen de trabajo, el hecho de no tener noticias o un feedback de una decisión tomada, lo agradecía porque me permitía seguir con otras tareas. Se daba por entendido que no había ningún tipo de conflicto o desajuste; pero la realidad es que eso no significa que todo está bien. Lo único que significa es que por el motivo “x” no te has preocupado en preguntar.

Esta creencia es limitante para las empresas por lo que genera dentro de ellas. En el propio equipo de trabajo, entendido de manera colectiva y de manera individual, se potenciará entre otras cosas:

  • Mantener la distancia con el posible foco del conflicto, a pesar de que ese “foco” sea fundamental o básico para la empresa.
  • Evitar tomar decisiones difíciles. Si pregunto tengo que actuar.
  • Tener menor carga de trabajo.

Es más fácil siempre mantener la distancia y tener un locus externo en la responsabilidad: “no lo sabía porque nadie me lo dijo”. Este hecho genera estar cada vez más lejos de la realidad del negocio. Poco a poco nos vamos distanciando de lo que realmente acontece y del hecho de si realmente las decisiones tomadas son válidas para el negocio, no lo son o se podrían mejorar.

La comunicación dentro de la empresa también se ve limitada. No potenciando la comunicación interdepartamental como herramienta de conocimiento y mejora.

De la misma forma, esta creencia generalizada en una organización alimenta la falta de implicación en el trabajo y la carencia de ganas de superación. No te permite valorar tu labor y saber si está alineada o no con los objetivos generales de la empresa; disminuye la posibilidad de cambio y rectificación; consecuentemente, se traduce en una limitación para avanzar y mejorar.

Sin duda alguna, desde una perspectiva general, deberíamos decir “no news, bad news” o “news, good news”. De esta forma se reflejarían muchas cosas y una de ellas es que la comunicación fluye dentro de la empresa, que a la vez existe una confianza y creencia en que las cosas se pueden mejorar y todo esto alimenta el grado de implicación de la plantilla en general.

Mi opinión es que el hecho de no querer tener noticias (como creencia) no puede ser nunca productivo en el ámbito organizacional.

Mercedes Mezquita 

Mercedes Mezquira

Especialista en Gestión del Capital Humano

 

 

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

diecinueve + 8 =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close