Coaching Ejecutivo y Evaluación

Javier Prieto

Un proceso de Coaching Ejecutivo tiene como objetivo la mejora profesional de una persona, normalmente en alguna de sus competencias.

Sin embargo, no es suficiente pretender sólo una mejora, decir eso y nada es casi lo mismo ya que el resultado tendría un alto grado de subjetividad (yo creo que no has mejorado, o no lo has hecho suficientemente; pues yo creo que sí, que he mejorado mucho, etc.)

En primer lugar, en un proceso de Coaching Ejecutivo, la mejora debe ser “en algo”. Ha de marcarse alguna competencia como objetivo de mejora. Normalmente, una o dos, no más.

En segundo lugar, e igual de importante es medir, cuantificar el objetivo de mejora. Ahí es donde entra en juego la evaluación.

Evaluar es medir, es establecer un patrón de medida y comparar contra él. Con este patrón, podremos determinar el objetivo al que se quiere llegar con el proceso de Coaching, y sólo evaluando al ejecutivo tanto al inicio como al final del proceso seremos capaces de saber si el objetivo marcado se ha alcanzado o cuanto realmente se ha mejorado.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

3 + 20 =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close