Relación entre el Modelo Competencial de AECOP y el Modelo de ICP: Competencia AECOP “Gestión de las emociones propias”

Por: Mar Á. y Andrea V.

COMPETENCIA AECOP: “Gestión Emociones propias”

El Modelo desarrollado por el Institute for Coaching Psychology (ICP): Modelo “4+5=9”, se basa en una serie de modelos y técnicas a nivel internacional y entre otros y de forma destacable, en el Modelo de la Asociación Española de Coaching Profesional (AECOP).

En este análisis vamos a revisar la relación entre la competencia de AECOP “Gestión de las emociones propias” y el modelo de ICP. AECOP define esta competencia como “Capacidad para comprender sus (coach) emociones, fortalezas y áreas de mejora, manteniendo una actitud positiva y con confianza para afrontar y resolver situaciones retadoras, manteniendo las emociones propias bajo control”.

La Gestión de las emociones del coach es una competencia clave para que nuestros clientes se sientan en confianza y puedan desarrollar todo su potencial sin limitaciones o influencias externas, y es así mismo, clave para que el coach se pueda desarrollar profesionalmente de la forma más positiva para sí mismo. Por lo tanto, en el Modelo de ICP se le da una importancia destacable.

Si comenzamos con los 4 pasos que componen la primera parte de este modelo (MAPA), la competencia de Gestión de las emociones propias se aplica de forma transversal en cada paso: (1) al acordar las Metas del cliente donde el foco es establecer un vínculo de confianza y ofrecer un espacio al cliente para que nos indique qué espera de nosotros; (2) durante la descripción de la realidad Actual; (3) la búsqueda de Posibles Opciones y (4) finalmente en el último paso en el que se establecen los compromisos y Acciones. Para conseguir lo anterior, el coach se apoya en las 5 herramientas y las 9 competencias que complementan el modelo de ICP.

Desde la perspectiva de las 5 herramientas cada una de ellas aporta elementos útiles, aunque queremos destacar las siguientes: (1) la Sincronía a través de su búsqueda de confianza y claridad, haciendo sentir al cliente que le entendemos y escuchamos, generando atención y positividad mutua; (2) la Escucha Incondicional es una de las herramientas más útiles en la competencia de gestión de las emociones propias ya que se focaliza en la comprensión siempre desde el punto de vista del cliente; (4) Insight donde el coach controla la transferencia y contratransferencia; (5) por último la herramienta Feed que nos permite devolver al cliente información sobre sus emociones, cogniciones o conductas de nuevo siempre desde el cliente, haciendo el coach suyo el objetivo de cliente.

Con respecto a las 9 competencias del modelo de ICP, consideramos que las siguientes son las que más aportan y se alinean con la Gestión de las emociones propias según la definición de AECOP: (1) la competencia Aceptar nos indica que el coach debe escuchar desde la aceptación incondicional, por lo tanto, focalizándose en el cliente y dejando a un lado cualquier emoción, creencia limitante o prejuicio; (2) la competencia Confiar nos invita a trabajar “egoless”, es decir, el centro es el cliente, le transmitimos seguridad e implicación y gestionamos las situaciones de complejidad emocional del cliente con eficacia; (7) en último lugar, consideramos que a través de la competencia Impulsar, el coach debe ser el principal fan de las virtudes del cliente lo que implica ver al cliente desde la incondicionalidad.

Mar Álvarez Sanz y Andrea Vía Obregon

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

diecisiete − 8 =

*

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close